¿Qué es y cómo surge la Red Compartida?

La Red Compartida surge como un compromiso del Pacto por México y se materializa como uno de los proyectos más importantes de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, que derivan de las reformas en la Constitución de México.

Este proyecto, encabezado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en coordinación con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), tiene como objetivo ampliar la penetración de servicios de telecomunicaciones en México para alcanzar una cobertura del 92.2% de la población y el 100% de los Pueblos Mágicos en 2024.

Su despliegue garantiza a todos los concesionarios y comercializadores de servicios en telecomunicaciones, actuales y futuros, el acceso efectivo y compartido a una moderna infraestructura y capacidad de red de fibra óptica y de radio para su aprovechamiento eficiente.

Impulsa el crecimiento de la Red Troncal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), el uso óptimo de la banda de 700 MHz del espectro radioeléctrico, y el acceso a servicios de telefonía móvil y a la banda ancha (internet) en regiones que carecían de estos servicios.

El desarrollo de la Red Compartida, que considera el diseño, financiamiento, despliegue, operación, comercialización, mantenimiento y actualización de la red, fue concesionada por el Gobierno Federal a la Asociación Público-Privada (APP) que conforman la empresa mexicana ALTÁN Redes [privada] y el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones (Promtel) [público], a través de un concurso de licitación pública internacional.

¿Qué es ALTÁN Redes?

La Red Compartida funciona como carrier de carriers. ALTÁN Redes es la empresa mexicana responsable de su desarrollo, es decir del diseño, financiamiento, despliegue, operación, comercialización, mantenimiento y actualización de la red mayorista de transmisión alámbrica e inalámbrica.

La instalación de infraestructura común sirve para ofrecer servicios mayoristas de voz y datos que podrán ser usados por todos los operadores de redes móviles, de redes fijas u operadores móviles virtuales en México, tanto actuales como futuros.

¿Qué diferencia a ALTÁN Redes?

Los socios y miembros de esta empresa mexicana conjuntan:

  • Experiencia en la industria de las telecomunicaciones en entornos muy competitivos.
  • Exigencia, compromiso y responsabilidad.
  • Capacidad financiera y de gestión.
  • Enfoque a largo plazo, vocación de permanencia y transparencia.
  • Desarrollamos la infraestructura más eficiente al servicio de todos.
  • En ALTÁN Redes no tenemos MVNOs, ni MVNEs, todos nuestros socios de servicio son Operadores Móviles.
  • Construimos la red de banda ancha que llega a tu casa, oficina, calle, escuela y hospital para conectar cualquier dispositivo a Internet.

Nuestra tecnología es muy eficiente al combinar fibra óptica y radiodifusión.

¿Cuáles son los beneficios de la Red Compartida?

  • Aumenta la cobertura y la capacidad de los servicios de telecomunicaciones, llegando a regiones que actualmente carecen de la infraestructura necesaria.
  • Promueve la competencia en el sector y el surgimiento de nuevos operadores móviles.
  • Impulsa nuevas inversiones en el sector de telecomunicaciones, fortaleciendo la productividad y competitividad de México.
  • Contribuye a reducir los costos para operadores móviles, lo que permite ofrecer precios más competitivos a los usuarios.
  • Eleva la calidad de los servicios a estándares internacionales.
  • Es la única red que desde su concepción y despliegue utiliza tecnología de última generación 4G-LTE, y está preparada para 5G, lo que garantiza una mejor conectividad y mayor velocidad.
  • Fomenta la innovación de servicios y aplicaciones digitales.
  • Facilita la inclusión digital y la adopción de tecnologías de la información.

¿Cómo funciona la Red Compartida?

El funcionamiento de la red se compone de dos ejes principales:

  • Una inalámbrica, que usa la banda de 90MHz en el espectro de 700 MHz del espectro radioeléctrico, la cual fue liberada con el apagón analógico en diciembre de 2015.
  • Una alámbrica, que aprovecha dos hilos de la red troncal de fibra óptica instalada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que suma unos 25,000 kilómetros de tendido de las torres de transmisión eléctrica de alta tensión.

La Red Compartida, a través de ALTÁN Redes, provee sus servicios mediante una nueva infraestructura mayorista con cobertura nacional en tecnología 4G-LTE, plenamente basada en Protocolo IP y preparada para 5G.

ALTÁN Redes renta la capacidad de uso de la red, usando tarifas transparentes y no discriminatorias, disponibles para todos los operadores móviles (con o sin red) que la soliciten.

Prestará servicios adicionales a los operadores móviles virtuales (MVNO) para soportar su despliegue, desarrollo, y operación.

¿Cómo será financiado este proyecto?

Se trata de un proyecto de 7,000 millones de dólares (mdd), autofinanciado en su totalidad de forma privada.

Los accionistas de ALTÁN Redes, desarrollador de la Red Compartida, y sus financiadores aportan el 100% de los recursos requeridos para el despliegue y operación de esta red de telecomunicaciones.

El financiamiento que recibe la empresa para cumplir este compromiso proviene de diversos inversionistas privados internacionales y locales, cuya composición fue aprobada por el IFT. Entre los más destacados se encuentran los siguientes:

  • Morgan Stanley Infrastructure (fondo de infraestructura internacional).
  • International Finance Corporation (IFC), organismo del Grupo Banco Mundial, y el Fondo China-México (gestionado por el IFC).
  • CDPQ (Caisse de Depot et Placement du Quebec – fondo de pensiones de Canadá-) y un grupo de Afores agrupadas bajo el CKD IM.
  • Megacable y Axtel (socios industriales sin control sobre la gestión de ALTÁN Redes).
  • Multitel socio estratégico de origen español que aporta su experiencia técnica y de gestión en proyectos de telecomunicaciones.

Asimismo, ALTÁN Redes obtuvo financiamiento de la banca de desarrollo (Banobras, Bancomext y Nafin) y del sector privado por parte de proveedores de equipos (Nokia y Huawei). Los créditos de los proveedores serán eventualmente reemplazados por la banca comercial.

Es importante destacar que el proyecto se lleva a cabo sin aportaciones económicas del Gobierno.

La reconocida revista internacional Latin Finance entregó el 1 de noviembre en la Ciudad de México tres reconocimientos por el proyecto Red Compartida: Mejor Préstamo, Mejor “Sponsor” de Proyecto y Mejor Financiamiento de Infraestructura.

La distinción fue recibida por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y por ALTÁN Redes.

La publicación reconoció la habilidad de ALTÁN Redes de movilizar financiamiento de diversas fuentes, junto con el tamaño y estructura de su paquete de recursos económicos. También evaluó de manera muy positiva la capacidad de ALTÁN, para cubrir su exposición al dólar y a las tasas de interés para proteger al proyecto de la volatilidad del mercado.

¿Cuándo comienza a funcionar?

ALTÁN Redes tiene el compromiso de desarrollar la Red Compartida por etapas de cobertura poblacional, antes de las fechas señaladas:

  • Cobertura del 30% de la población para el 31 marzo de 2018.
  • Cobertura del 50% de la población y el 50% de los Pueblos Mágicos para enero de 2020.
  • Cobertura del 70% de la población y el 75% de los Pueblos Mágicos para enero de 2021.
  • Cobertura del 85% de la población y todos los Pueblos Mágicos para enero de 2022.
  • Cobertura del 88.6% de la población de México para enero de 2023.
  • Cobertura del 92.2% de la población de México para enero de 2024.

¿Cómo va el despliegue de la Red Compartida?

La empresa trabaja intensamente desde el primer día de operaciones para el despliegue de la red, objetivo para el cual hemos conjuntado un equipo con amplia experiencia. El enfoque es seguir con un trabajo fuerte del despliegue de la infraestructura requerida.

¿Por qué es necesario un proyecto como este?

En México existen 102 millones de suscripciones móviles para una población total de más de 120 millones de habitantes. La penetración de banda ancha fija y móvil aún se encuentra por debajo del promedio de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): 34% en México vs. 81% promedio de los países de la OCDE en banda ancha móvil y 11% vs. 28% en banda ancha fija.

El potencial del mercado de banda ancha permite a los actuales y futuros concesionarios y comercializadores de servicios en telecomunicaciones desarrollar nuevos modelos de negocio basados en el incremento y penetración de los mismos.

Actualmente, cada operador móvil tiene que desplegar su propia infraestructura en telecomunicaciones, lo cual resulta muy costoso e impide que el servicio llegue a las zonas más apartadas del país.

Con la Red Compartida estas inversiones se reducen, ya que ALTÁN Redes despliega una infraestructura común desde la cual ofrece servicios mayoristas a concesionarios y comercializadores de servicios en telecomunicaciones, para que éstos a su vez puedan otorgar opciones con mayor cobertura y de mejor calidad a los usuarios finales.

Este proyecto dará acceso a servicios de voz y datos a regiones que hasta ahora no eran atendidas por los operadores tradicionales al ser poco rentables o de difícil acceso.

De esta forma, la Red Compartida es la Red parar Todos.

¿ALTÁN Redes competirá contra otros operadores móviles como Telcel, AT&T y Telefónica?

La Red Compartida asegura una infraestructura neutra a disposición de todos los operadores, existentes y nuevos, tanto con red propia como sin ella, lo que permitirá una mayor y más efectiva competencia entre proveedores de servicios al cliente final.

ALTÁN Redes es un aliado al poner a disposición el acceso a la más moderna infraestructura y capacidad con la mejor tecnología de comunicaciones a nivel mundial.

Además de servicios de telefonía móvil y de banda ancha, ¿qué otras aplicaciones tiene la Red Compartida?

La Red Compartida puede usarse para sincronizar objetos inteligentes como cajeros automáticos, cámaras de vigilancia, semáforos, autos, alarmas, televisiones y refrigeradores, prótesis médicas, entre otros, permitiendo crecer el ecosistema del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés).

Promueve la creación de ciudades inteligentes, por medio del control de tráfico, alertas tempranas de protección civil, sensores para medir y evitar fugas de agua, monitoreo de transporte público y privado, rastreo de bienes que transiten por las carreteras y más.

La Red Compartida es una plataforma de innovación que agrega valor a todo lo que hacemos, promoviendo un sector de telecomunicaciones más dinámico, así como la inversión nacional y extranjera para hacer de México un país más incluyente y global.

¿Cuáles son los referentes nacionales o internacionales para la Red Compartida?

La Red Compartida es un proyecto pionero en México y el mundo, que transformará el sector de las telecomunicaciones en el país, favoreciendo su desarrollo económico y social.

México es uno de los países más competitivos para la inversión productiva a nivel internacional debido a su estabilidad macroeconómica y política, baja inflación, tamaño y fortaleza de su mercado interno, tasa de crecimiento económico y su capacidad para generar manufactura avanzada.

Además, el país tiene una economía abierta que, a través de su red de acuerdos de libre comercio, garantiza el acceso a mercados internacionales. Ofrece costos competitivos y una posición geográfica estratégica. También cuenta con capital humano joven y altamente calificado.

Por ello, lo hacen un lugar idóneo para el desarrollo de un proyecto de esta envergadura.

¿Cuál es la diferencia entre la Red Compartida y la Red Troncal de CFE?

La Red Troncal, conformada por 25,000 kilómetros de fibra óptica de la CFE, debe operar en sintonía con la Red Compartida y juntas detonar la cobertura de servicios de telecomunicaciones.

¿Cuáles fueron los términos de la concesión de la Red Compartida?

ALTÁN Redes presentó la oferta que aportaba el mayor valor agregado para el desarrollo de la Red Compartida.

  • Su propuesta garantiza que, en el año 2024, al menos el 92.2% de los mexicanos tenga acceso a la mejor tecnología de comunicaciones disponible a nivel mundial.
  • La empresa mexicana presentó los recursos necesarios para su desarrollo, superando las cifras que se exigieron en las bases de licitación. El desarrollo de la Red Compartida considera una inversión de más 7 mil millones de dólares de capital privado a lo largo de la vida de la concesión.

ALTÁN Redes pagará anualmente el 1% de los ingresos de la Red Compartida a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Además, pagará anualmente la tasa establecida por la utilización del espectro asignado, que es de aproximadamente 400 millones de dólares anuales.

Adicionalmente, la Red Compartida generará ingresos importantes para las arcas públicas por el pago de impuestos directos e indirectos asociados a su operación.

¿Por qué se eligió un modelo de Asociación Público-Privada (APP)?

Mediante el esquema de APP, la incorporación del sector privado como un proveedor de infraestructura presenta muchas ventajas.

El sector privado:

  • Tiene la capacidad financiera para invertir.
  • Cuenta con una mejor y más especializada tecnología para ofrecer servicios específicos.
  • Permite una continuidad en el desarrollo de los servicios públicos, independientemente del entorno institucional.
  • Una buena relación entre el sector privado y las autoridades genera inversiones y crea empleos.

Es por ello que el modelo de APP es el idóneo para detonar un activo del Estado mexicano, como es el espectro radioeléctrico de 700 MHz en el que opera la Red Compartida, que requiere de una fuerte inversión, que sólo se puede proveer junto con la iniciativa privada.

El contrato de APP entre ALTÁN Redes y Promtel, que representa los intereses de Gobierno, fue firmado el 24 de enero del 2017, fecha en la que ambas entidades recibieron de parte del IFT los títulos de concesión necesarios para la prestación de servicios mayoristas.

¿Cómo se regula y vigila el desarrollo de la Red Compartida?

El IFT es el organismo encargado de vigilar y sancionar el cumplimiento de los objetivos de la Red Compartida mayorista. Los términos de la regulación consisten en la vigilancia de:

  • La carga regulatoria específica: Título de concesión único sobre la banda del espectro radioeléctrico y contrato de Asociación Público-Privado.
  • Influencia de prestadores de servicios de telecomunicaciones en la operación de la red, que debe sujetarse a principios de neutralidad a la competencia.
  • Evaluación de los precios y regulación tarifaria.
  • Evaluación de la calidad de los servicios prestados.
  • Oferta pública de referencia.
  • Interconexión.
  • Regulación del uso del espectro: Condiciones técnicas del uso y la segmentación de la banda.

Esta página web guarda cookies en su dispositivo para recordar sus preferencias y analizar el uso que usted dé al mismo. Si continúa navegando se entenderá que otorga su consentimiento para la colocación y uso de cookies. No obstante, usted puede modificar y eliminar sus preferencias en cualquier momento. Para conocer más información sobre la inhabilitación de las cookies en su navegador, favor de dar clic en el link siguiente: http://www.allaboutcookies.org/es/administrar-las-cookies/.